domingo, 8 de julio de 2012

De marchas y democracia.




"Escribir es parte de la labor revolucionaria." Felipe Ángeles.

Después de aquel 11 de Mayo de 2012 México no volvió a ser el mismo, cambió, sino de manera radical lo hizo de manera espontanea, sin ninguna motivación económica, impulsado por aquellos jóvenes la Universidad Iberoamericana rompiendo el esquema que muchos teníamos del joven que estudia en la universidad privada.

Una pequeña manifestación que logró que un candidato se escondiera en el baño y que contagió la conciencia política en el resto de la juventud, un movimiento estudiantil y ciudadano llamado #YoSoy132, un levantamiento de voz que hacía años no se veía en México. Lejano ya es el día de la primera marcha, fue un día histórico, un día en el que la comunidad estudiantil empezó a contagiar el entusiasmo a la ciudadanía para participar activamente en la política. Opiniones hubo muchas, buenas y malas, algunas diciendo que estos jóvenes y ciudadanos estaban bajo el mando de un candidato o una corriente política, sin embargo el movimiento, los estudiantes y los ciudadanos comenzaron a exigir dejando de lado las opiniones de los medios masivos de comunicación, desde ese día México cambió.

En México no existía gran participación ciudadana, la democracia, hasta hace años, se trataba de ir a las urnas a votar por “el menos peor” o “el más mejor”; hoy ya no es así, hoy la ciudadanía entendió que la participación democrática es también levantar la voz, participar activamente en tareas políticas, llevar la información a los que no tienen medios de llegar a ella y exigir una democracia, sino auténtica, lo más cercano a ésta palabra.

Hoy, una semana después de las elecciones “limpias” vemos un México que ha tomado las calles de manera pacífica para exigir un cambio en el sistema democrático, para demostrar cuan atento estuvo en la jornada electoral logrando recoger las anomalías que no han sido escuchadas; haciéndose notar en el mundo, atrayendo la atención de medios extranjeros de comunicación.

Es indudable que ahora México no se quedará callado después de los resultados electorales, quede quién quede, a pesar del resultado, el cambio se ha dado, no aquel “que empieza por uno mismo” porque ése es responsabilidad de cada quién, sino el cambio que empieza con la participación democrática para hacer cumplir a los políticos sus funciones y para hacerse notar en el escenario político.

Orgullosamente puedo decir que México ha dado vuelta a la página donde el pueblo se limitaba a sobrevivir, ahora el pueblo vive y alza la voz, ahora la juventud es más dinámica y democrática. Posiblemente los cambios democráticos los alcancemos no de manera inmediata pero estamos siendo un pilar para llegar a ellos.

Hoy México cambió, hoy los mexicanos empezamos entender lo que significa la democracia. 

Yola Reyes (Julio 08 2012)

No hay comentarios: