martes, 7 de febrero de 2012

NINI-Reflexiones ,

Hace ya casi una semana que soy lo que en mi país se le conoce como NINI (ni estudia ni trabaja), o más bien yo le diría, una desempleada más por cuestiones que son aleatorias. La verdad es que estos días he sentido como si tuviera unas vacaciones, unas largar y extrañas vacaciones, si bien es cierto que no he dedicado mi tiempo a “perderlo”, debido a que trabajo sobre mi proyecto para la titulación, hago trámites personales y envío CV’s a lugares dónde me interesaría entrar a trabajar, es extraño encontrarse en una situación así. ¿A qué me refiero? A estas vacaciones “obligatorias” que las cuestiones laborales y de mercado me han hecho tomar. En fin, cómo lo dije, es sumamente extraño y aterrador, muchas veces, encontrarse con qué ya no te levantarás estresado, temprano, somnoliento para ir a lo que consideré (miles de veces) una maldita rutina. Hoy, a casi una semana, estoy segura de que lograré las cosas con mi esfuerzo (aunque suene trillado), las oportunidades no vendrán y hay que salir a buscarlas, y es duro, eso deben creerlo.

¿Qué haré? Seguir enviando CV, apostarle a un negocio propio, sacar el título, el proyecto, aprender sin fijarme algún límite (en esta vida cualquier aprendizaje es útil en el momento menos esperado o en el más esperado). Tal vez la oportunidad esté a la vuelta de la esquina o a una milla de mi casa o a millones de kilómetros, pero uno debe conseguir lo que se quiere, no en vano se termina una carrera universitaria, no en vano se adquieren conocimientos en el área laboral y personal.

Sin más que decir, dejo aquí mi reflexión NINI, o de desempleado, cómo gusten verlo.

Saludos,

No hay comentarios: