domingo, 19 de febrero de 2012

Febrero 19, 1913. La Ciudadela


19 de Febrero de 1913, durante la madrugada muere frente a la estatua de Morelos don Gustavo A. Madero después de ser torturado y humillado por horas. El hermano del "apóstol" de la democracia pierde la vida a mano de los alumnos del colegio militar y generales huertistas.

"Finalmente, Victoriano cedió parcialmente y envió a Gustavo Madero y al intendente Adolfo Bassó, custodiados por el teniente Revilla, con la orden de que fueran entregados personalmente al general Mondragón" (Temporada de zopilotes, Paco Ignacio Taibo II) , Felix Díaz dijo al capitan Zurita "Háganles lo que le hicieron al general Ruíz".

Y fue el final de uno de los hombres más sensatos de la revolución, de aquel que logró adivinar la traición de los generales a su hermano, Gustavo asustado se sujeto del marco de una puerta y trato de convencerlos, pero sus gritos no sirvieron de nada, un aspirante del colegio militar le dio un tiro hiriéndolo y lo sacaron al patio de La Ciudadela.

"Casi a rastras, Gustavo fue conducido por un pasillo oscuro -que para él ya era el primer pasillo de la muerte- a la plaza frontera, bañada por la luz lechosa de una luna redonda y amarilla. En su rostro era bien claro el terror." (Maderlo, el otro, Ignacio Solares). A empollones, entre burlas, gritos y golpes fue sacado al patio de La Ciudadela dónde lo esperaba un grupo de soldados ebrios que se abalanzaron sobre él llevándolo hasta la estatua de Morelos.
"-No, por favor-dijo Gustavo mientras intentaba subir las manos, que tenía atadas, para protegerse el rostro.
-¡Ojo Parado cobarde! ¡Ojo Parado cobarde!- gritaban a coro." (Maderlo, el otro, Ignacio Solares)
Cecilio Ocón entonces sugirió que don Gustavo no debía morir tan pronto, "Que sufra primero"
"Un capitán que estaba borracho sacó su pistola y disparó. Tras él, otros soldados hicieron fuego sobre el cuerpo con sus fusiles." (Temporada de zopilotes, Paco Ignacio Taibo II)
"Su último grito, fíjate, fue: 'Mamá, mamá', mientras las burlas continuaban:
-¡Ojo Parado llorón! ¡Pinche ciego cobarde!
Ya en el suelo le propinaron puntapiés y lo hirieron con bayonetas" (Maderlo, el otro, Ignacio Solares)
No satisfechos con las crueldades hechas a Don Gustavo, mutilaron el cuerpo, lo cubrieron de estiércol y lo desnudaron, también le despojaron de sus pertenencias. Según fuentes el cadáver presentaba 37 heridas. Gustavo, era un hombre sano, tardó en morir.

A las 3:00 am del 19 de Febrero, el hombre que advirtió sobre el golpe de estado murió a los pies de Morelos, dejando tras de sí un ideal por el que luchó junto a su hermano. Duele en la historia este tipo de actos, estas traiciones cobardes por parte de un general borracho y sin juicio.

"Le diste una palmada en la espalda y le dijiste que debías prepararte para ir a Palacio. ¿Imagínate que era la última vez que lo veías? Algo intuías y te llenaba de angustia. (...) Por eso la última frase que escuchó Gustavo de tus labios fue una frase de aliento.
-Verás que en la noche estamos festejando la caída de los 'ciudadelos'." (Maderlo, el otro, Ignacio Solares)

No hay comentarios: