miércoles, 22 de febrero de 2012

22 de Febrero, 1913. Lecumberri.


22 de Febrero de 1913, 99 años del asesinato del presidente Madero y del vicepresidente José Ma. Pino Suárez a manos del general Blanquet atrás de la penitenciaría de Lecumberri. Madero y Pino Suárez engañados con la promesa de que se les iba a perdonar la vida y serían trasladados a Veracruz dónde partirían en un barco para salir de México renunciaron a sus respectivos cargos.

"Cardenas en una de sus varias versiones (dio al menos cuatro) contará: << Ese día como a las seis de la tarde, me mandaron llamar a los salones de la Presidencia...>> y en el Salón Amarillo ( o en la Comandancia Militar) se entrevista primero con el general Blanquet quien le dice que el país necesita de un servicio de él (...).
-No se haga de remilgos, que no ha de ser la primera vez que despache usted a un hombre.
Cárdenas diría que le contestó:
-Sí, mi general, pero no de ese tamaño.
-Pues bastante chaparrito es.
(...)
Cárdenas aceptó la comisión, pero dijo que quería oír la orden de voz del presidente Huerta. (...) Cárdenas preguntó si sólo habrían de morir los tres y Huerta le dijo:
-Bueno, pues que se quede Ángeles, pero a los otros dos hay que matarlos hoy mismo sin falta." (Temporada de Zopilotes, Paco Ignacio Taibo II).

Madero confió ciegamente en Huerta, y desconfió de sus allegados, esto fue lo que realmente provocó su asesinato. El presidente Madero se decía continuamente que su único error fue querer contentar a todos, y vaya que lo fue.

Estando en la Intendencia de Palacio Nacional, junto con Ángeles y Pino Suárez, Madero recibe la noticia de que su hermano Gustavo ha sido asesinado, se dice que el presidente lloró toda la noche la muerte de su hermano. Fue la última vez que vio a su esposa y a su madre.

"Al llegar a la Penitenciaría se detuvieron los autos -en el de atrás, un Packard gris, iba Pino Suárez.- y Cárdenas se bajó a hablar con Luis Ballesteros, a quien Huerta nombró el día anterior director del establecimiento del penal "para que te recibiera". (...) Cuando regreso Cárdenas le preguntaste a dónde iban (...).
-A entrar por la parte de atrás de la Penitenciaría-contestó casi sin mirarte, haciendo una seña al chofer, quien lo observaba por el retrovisor.
-Por la parte de atrás no hay puerta-replicaste, con un hilito de voz que quizás él ya ni te escuchó." (Madero, el otro., Ignacio Solares).

Casi inmediatamente, como lo cuenta Cárdenas, le disparó, dos tiros, al presidente Madero.

"Pino Suárez, que va custodiado por Rafael Pimienta, escucha los disparos y se resiste a bajar. A punta de pistola Pimienta lo obliga. El vicepresidente trata de correr y Pimienta le dispara, hiriéndolo. Pino Suárez le grita << ¡No me tire! ¡No me tire! >>, tropieza con un tubo que estaba al borde de una zanja y cae al suelo, quebrándose una pierna. (...) Cárdenas le vaia el cargador, Pimienta también le dispara. La autopsia revelará que Pino Suárez tenía trece impactos de bala." (Temporada de Zopilotes, Paco Ignacio Taibo II).

Y allí detrás de la Penitenciaría de Lecumberri quedarían los restos de la democracia.

"Y el 22 de febrero los militares asesinaron al presidente Madero.
Luz Corral cuenta que, al saberlo, Villa, "chispeantes los ojos, se golpeaba el pecho, se mesaba los caballos y lanzaba la injuria procaz y fuerte: ¡Traidores!". Ese mismo día, un Villa lloroso que juraba venganza subió al techo de su casa, abrió las jaula de sus palomas y salió de El Paso." (Pancho Villa: Una biografía narrativa., Paco Ignacio Taibo II).

Después de las 11:00 pm el sueño democrático que inició Pancho Madero, contagiado a tantos otros tiempo atrás, quedo derramado de sangre detrás de la Penitenciaría de Lecumberri, dejando un país inestable con fracciones revolucionarías y conservadoras, desatando una guerra en la que nadie sería el ganador, una guerra que hasta la ficha le ha costado la vida a millones de mexicanos.

"(...) fueron esos malos mexicanos los verdugos más encarnizados de los libertadores (...)" (Francisco Y. Madero, La Sucesión Presidencial)








No hay comentarios: