viernes, 18 de junio de 2010

José Saramgo sorprendió a la muerte.

"La muerte es un proceso natural, casi inconsciente: Entraré en la nada y me disolveré en ella."

José Saramago

Junio 18 de 2010.

Despierto con la noticia de que muere uno de mis escritores favoritos, un personaje de la literatura que nos dio a los ateos un Evangelio que habla de JesuCristo como el hombre que fue y que nos hizo ver que la sociedad esta sumergida en una gran ceguera blanca. Murió aquel escritor que durante 20 años no tenía "nada que decir" y que más tarde dijo cosas que "ofendieron a los católicos" y que hicieron que se filmara "Blindness” (por cierto no quiero verla, me quedo con el libro, gracias).

Tal vez de José Saramgo he leído muy poco, pero sé que es un gran escritor un hombre que de manea ficcional refleja los problemas de la sociedad, de la religión y del propio ser humano que aún no llega a entenderse completamente. Un tipo que si no presta uno atención al libro es difícil de leer debido a su estilo "simple" sin signos de puntuación y con diálogos envueltos en algo de confusión, pero que siempre te dejan un buen sabor de boca, una reflexión y sobre todo un mundo que coincide de manera consistente con la cruda realidad.

El que no tenía nada que decir por algún tiempo murió. Dejó libros exquisitos, libros para pensar y libros para discutir como El Hombre Duplicado, que habla de la naturaleza humana, de la identidad del individuo y de los valores personales; El Evangelio Según JesuCristo que nos pinta al mesías como un humano más que se atormentaba y se enamoraba; Ensayo sobre la Ceguera donde nos damos cuenta de lo ciegos y viscerales que somos como sociedad, de que muchos de nosotros aún no comprendemos que es vivir plenamente como seres humanos y no como animales; Las intermitencias de la muerte donde la muerte suspende su duro trabajo y decide darle una lección a todos los hombres.

Quizá Saramago como en el chelista del libro Las Intermitencias de la muerte decidió darle una lección a la muerte y a la humanidad, se ha fugado con la muerte, la ha dejado sorprendida y se escapo con ella, como el chelista, la enamoro para que estuviera con él, "La muerte" ¿Estará sorprendida de darse cuenta por quien se dejo seducir?, Saramago fue más listo que la muerte, no necesitó que ésta le enviara un sobre color rosado para que supiera que iba a morir más bien fue él quien le sorprendió llegando a ella. Y que decir que Saramago también fue inmune ante la ceguera "blanca" que inunda a la sociedad y escribió, para mi, uno de los mejores libros haciéndonos notar lo ciegos que estamos al no darnos cuenta de los problemas sociales, humanos y morales que desvían a la sociedad.

Saramago quién también nos invito a opinar diciéndonos que la opinión pública es una superpotencia, una que muchos aún no se atreven a utilizar, pero que otros empezamos a tomarle algo de confianza.

En fin, podría decir tantas cosas de Saramago, tantas que me ha dejado el leer sus libros, tantas experiencias que tuve, pensamientos y sentimientos encontrados cuando uno se "echa" una línea de sus libros entrando a mundos ficcionales que "sin querer" parecen un reflejo exacto de la humanidad.

¡Grande José Saramago! ¡Descansa en Paz!

Ve José Saramago con la muerte, aquella no se atrevió a enviarte esa carta rosada para anunciarte su llegada.

*muerte con m y no M, porqué la Muerte esa si es fatal* (Las Intermitencias de la muerte)


2 comentarios:

Cynthia dijo...

Excelente escrito Yolita.

Anacronista dijo...

Muy bien expresado...
Aunque vivirá siempre en sus libros y en cada uno de sus lectores, se siente un vacío. Como dice Pedro Guerra 'Se van los mejores'
o al menos eso sentimos.