viernes, 16 de enero de 2009

De ladrones de libros

"Una niña que robaba libros y regalaba palabras..." Markus Zusak

Pocas veces me he atrevido a criticar un lirbo abiertamente, ya que siempre que termino un libro lo más que hago es comentar con gente que lo haya leído y criticarlo "entre amigos", también he llegado a tomar uno de los derechos del lector que es: "El derecho a callarse" lo que prácticamente es opinar con uno mismo sobre el libro y punto.


Para el libro que terminé me quedo una sensación muy diferente, me quedo la necesidad de criticarlo a mi manera, el libro habla de una buena historia en la que la moral, el sentido humano y la confusión quedan a flor de piel.


El libro: La ladrona de libros de Markus Zusak


El libro de una niña que regala palabras y roba libros por alguna necesidad que ni ella se explica, y quien no robaría libros en una Alemania nazi, cuando la literatura no nacionalista era tan prohibida.


La ladrona de libros habla de una niña que es acogida por una familia alemana en Munich, ella logra adaptarse a la situación, tiene buenos amigos y empieza a robar libros; sus padres adoptivos son dos alemanes que no pertenecen al Partido Nazi por lo que las carencias son más notables, el padre que es un hombre común encerrado en un régimen nazi y lucha contra si mismo al no querer aceptar al hombre de bigote corto que extermino a miles de judíos, la madre una persona que parecía estar siempre furiosa y da la impresión de no querer a la niña, pero en los momentos más terribles su actitud era muy diferente, esta también Max el judío o el alemán que es simplemente un judío "por mera educación" que se esconde en el sótano y logra simpatizar con Liesel por medio del regalo de las palabras.


El libro realmente es bueno, nos hace ver el dilema en el que estaban esos alemanes que tenian desacuerdos con el Fuhrer y que sin embargo intentaban complacer a los nazis para sobrevivir, también muestra lo que pensaban los jóvenes alemanes que sufrieron perdidas por los caprichos del Fuhrer (un padre que va al campo de batalla, un hermano que muere de tos en el tren, una madre que te deja a cargo de otra familia, la humillación ante los demás, etc.), por último y lo que me pareció más fascinante del libro es la narradora: La Muerte a la que la mayoría de nosotros la juzgamos sin pensarlo, la Muerte que nos habla sobre su trabajo cansado y terrible al recoger las almas de los soldados muertos, de los niños exterminados y de los ancianos asfixiados en las cámaras de gas, nos muestra un lado de la muerte tan humano que uno se la piensa después al juzgarla, al darse cuenta que a ella también le pesa ver como los hombres se destruyen.


Recomiendo ampliamente este libro y nótese también que no solo los judíos sufrieron por esta guerra si no también ciudadanos alemanes que no podían dar una opinión negativa sobre la Alemania nazi sin ser torturados, separados de sus familias o en algunos casos eliminados.


Es todo, y me quedo con la siguiente frase del libro: "Creo que a los humanos les gusta contemplar la destrucción a pequeña escala. (...).Su gran don es la capacidad de superación."

Saludos a todos.


YoLa ReYeS


No hay comentarios: